lunes, 20 de diciembre de 2010

MANIFESTACIÓN EN MADRID POR EL CIERRE DE LOS CIE Fotos de la manifestación por el cierre de los CIE convocada por un centenar de ONG y asociaciones el 18 de diciembre de 2010, el Día Internacional del Migrante, y que transcurrió desde la Plaza de Eugenia de Montijo hasta los aledaños del CIE de Aluche, dado que la policía impidió su acceso temiendo que se volvieran a producir los incidentes de la anterior marcha donde varios reclusos se amotinaron.
"SOBREVIVIR NO ES DELITO" A las cuatro de la tarde comienzan a llegar los primeros manifestantes a la Plaza de Santa Eugenia portando carteles y pancartas.
LA PANCARTA DE SOS RACISMO La sostienen inmigrantes y piden la igualdad de Derechos.
"SER NEGRITO NO ES DELITO" Una parte de los eslóganes y lemas intenta combatir la criminalización de los inmigrantes.
TAMBORES REINDIVICATIVOS Al son de los tambores los manifestantes se concentran en la plaza en un tono festivo y reindivicativo.
UNA REDADA DE FICCIÓN Antes de comenzar la marcha un grupo de teatro interpreta la simulación de una redada.
SALIENDO DE LA PLAZA Centenares de personas concentradas en la Plaza de Santa Eugenia se dirigen al CIE de Aluche.
LA CABECERA DE LA MANIFESTACIÓN El objeto de la convocatoria es cerrar esas cárceles para extranjeros que son los CIE.
EN MARCHA La manifestación discurre con normalidad en un ambiente pacífico.
EN UN ALTO Un inmigrante lleva un cartel que reprocha la actuación de la Cruz Roja en los CIE.
CON EL MEGÁFONO Un manifestante lleva un megáfono para corear consignas durante el recorrido.
CERCA DEL CIE La manifestación está siendo muy concurrida y entramos en la calle fronteriza al terreno donde está ubicado el CIE de Aluche y que está vallado.
VIGILANTES Dos furgones de la policía y tres agentes están delante de la manifestación.
LA CÚPULA DEL CIE Ese triángulo es la cúpula colorista del CIE de Aluche.
CONTRA LOS ABUSOS POLICIALES En la manifestación hay muchos carteles que denuncian esa práctica corrupta de la policía y muy frecuente en el entorno de la inmigración.
LLEGANDO AL CIE Es cuando las emociones salen a flor de piel y los ánimos se caldean.
"NINGÚN MANTERO EN PRISIÓN" Con cincuenta manteros en la cárcel, el top manta es protagonista en la manifestación.
LA BARRERA La policía impide el acceso al CIE con un despliegue muy numeroso.
AL ACECHO En sus puestos, impidiendo el paso. Hubo un conato de agresión con una fotógrafa al que finalmente pidieron la documentación. Se acercó demasiado.
CON EL NÚMERO EN LA FRENTE En la concentración final algunos llevan pintado en la frente el número de expediente de inmigrantes encarcelados en el CIE.
EL ABUELO ECUATORIANO Uno de los intervinientes del acto final fue un ecuatoriano que lleva más de media vida en España, cuyos hijos y nietos son españoles, y que abogó por la derogación de una legislación de extranjería que rompe familias y encarcela trabajadores.

lunes, 13 de diciembre de 2010

ELINA-26 Ya no la volveremos a ver por el Paseo de Camoens. Ya no estará en el escaparate del Parque del Oeste. Ha venido un comprador con el maletín y se la ha llevado. No ha sido un enamorado ni un hombre bueno que buscase su libertad. Ha sido el dueño de un club de carretera, con lo que es todavía más esclava sexual. Yo soy su fotógrafo y pienso que su exótica belleza no la ha ayudado para abrirse camino en la vida, que ha sido presa fácil de hombres indignos que rompieron su infancia, de negreros. Y que va a seguir siendo víctima ante los ojos tapados de la sociedad que consiente que estas cosas sucedan.
ELINA-25 En un columpio de la Casa de Campo, con luz natural, es cuando ella se olvida de su trágico presente para posar como si fuera portada de revista.
ELINA-24 En una parada de autobús de la Casa de Campo, disfrutando del solecito de la mañana, es cuando se siente más niña que nunca y recupera algo de su infancia robada. Quiere que vayamos al Batán para visitar a compañeras de piso que trabajan en esa zona. Me pide que saque fotos a sus amigas y yo acepto la propuesta.
ELINA-23 Para las mujeres africanas ejercer la prostitución es un acto religioso. De hecho donde ejercen no hay presencia de chulos, chaperos y proxenetas. Quien las vigila es el vudú, una derivación del catolicismo y las creencias animistas cuyo origen se encuentra en Haití. El vudú es el Gran Hermano que las controla y el mayor instrumento de poder de la mafia. Es una cuestión de fe y la mayor fortaleza de esas organizaciones criminales.
ELINA-22 Hablando con su jefe para explicarle cómo ha ido la noche. Aprovecho para acercar la cámara a su rostro y salen cicatrices en su cutis de niña.
ELINA-21 En esta foto busco el contraste entre dos mundos, la modelo negra y la modelo rubia, dos bellezas diferentes como metáforas del mundo rico occidental y el mundo pobre africano. Una vive de su trabajo y la otra es una esclava.
ELINA-20 Cuando termina su trabajo se va al intercambiador de Moncloa donde la invito a desayunar y la compro unos zumos. Ella sigue posando en medio de la gente. Después cogerá el metro para Príncipe Pío y allí un autobús para Móstoles. Vive con varias chicas muy cerca de la estación de tren, en la Calle Severo Ochoa número 11 quinto D. Yo voy allí por la tarde a buscarla para invitarla al cine. La llamo por teléfono y ella me da largas. Me paso por el inmueble y los vecinos me dicen que han hecho mudanza. No pasó un día desde que la acompañé al portal. La mafia se dio mucha prisa y yo temo por ella porque esto huele a paliza.
ELINA-19 Después de su jornada laboral, despuntado las primeras luces del día, aún le quedan fuerzas para regalarme una infantil sonrisa. La noche ha sido dura. Ella es de las que tienen más éxito con los clientes al ser tan joven y bella. Para mí esta foto es una curiosa denuncia porque lo único libre que se ve en la imagen es un taxi que está detrás de Elina. A ella el rosa le sienta muy bien y me recuerda que, aunque haga muchos servicios, sigue siendo una niña.
ELINA-18 Con mi chaqueta de lino y con gesto muy serio. El día anterior la acompañé al piso de la mafia donde vive, en Móstoles. Cometió una imprudencia muy cara que le costó un disgusto: tienen terminantemente prohibido relacionarse con personas ajenas a la mafia y hacer vida social. Las prostitutas africanas están recluidas en casa y solo salen para ir al parque a trabajar. Por eso es tan difícil hacerse amigo de ellas y ganar su confianza.
ELINA-17 Todo esto sucede ante la pasividad de las autoridades y la complacencia de los vecinos dando categoría de normalidad a lo que es una flagrante vulneración de los Derechos Humanos. Elina es una menor de 16 años y nadie se ha acercado a ella para interesarse por su situación. La policía patrulla todas las noches por la zona y no ha movido un dedo. Delante de sus narices se venden y compran mujeres, y es incapaz de actuar.
ELINA-16 Detrás de está realidad hay una organización criminal que se lucra de Elina, que la reclutó en Nigeria con una ceremonia vudú donde la violaron repetidamente entre varios hombres y le quitaron cabello genital para poseerla. A partir de ese día las palizas son moneda corriente en su vida y es una mercancia.
ELINA-15 Para saldar su deuda con la mafia Elina está obligada a acostarse con una manifestación de hombres. Ella no puede quejarse ni protestar, y está sometida, es una esclava en nuestra confortable, moderna y desarrollada sociedad europea.
ELINA-14 La mafia le quitó el pasaporte antes de entrar en España. Indocumentada y sin identidad está expuesta a lo peor y a engrosar las estadísticas de los desaparecidos. No es nadie, sólo es un cuerpo, un instrumento de placer. Si le pasa algo nadie le va a reclamar y vive en el peligro amenazada por los mafiosos y por clientes tipo Jack El Destripador. Hace unos años degollaron a una del parque y su cuerpo apareció en pedazos en una bolsa de basura dentro de un contenedor.
ELINA-13 Algunas chicas han sido compradas en el Paseo de Camoens por sus novios españoles con propósitos matrimoniales siguiendo la misma dinámica que me transmitió su jefe: ir con el maletín al parque, dárselo a la chica en cuestión y ella es la encargada de entregárselo al mafioso. No quieren ningún tipo de contacto personal entre comprador y vendedor para evitarse problemas. No obstante entre esos compradores no hay solamente enamorados: hay empresarios de locales de alterne y propietarios de burdeles y casas de citas. Estos no compran la libertad de la chica, sino su esclavitud. De momento todas las elinas del parque están en el escaparate, como productos de consumo de hombres sin conciencia.
ELINA-12 Estas fotos se las envía a la familia, a sus padres, hermanos, tíos y sobrinos. Ellos también están estorsionados por la mafia , están en la diana y si hay algún problema con Elina en España serán los primeros en caer.
ELINA-11 Con ella posando el Paseo de Camoens se convierte en una improvisada pasarela y al menos pasa un rato divertido, hace realidad sus sueños de modelo y se siente la mujer más guapa del mundo.
ELINA-10 Tengo curiosidad para saber cuánto cuesta su libertad, porque igual que sus compañeras ella tiene un precio. Se lo pregunto y Elina lo consulta con su jefe. Pide 45000 euros, que yo entregue la cantidad a Elina en un maletín en el parque y ella se lo daría a él en su escondite. No me quiere conocer y se niega a entrevistarse conmigo. Ella está atrapada en una mafia muy peligrosa y hay que sacar información con mucho cuidado y sin levantar sospechas.
ELINA-9 Jugando a ser modelo intenta escuchar los latidos del corazón de la tierra, se tumba en el suelo para regalarme su mejor posado.
ELINA-8 Esta fotografía se la saqué después de hacer un servicio con un taxista en el aparcamiento que está cerca de la tinaja del Parque del Oeste, lugar de encuentro de transexuales y travestís. Nunca le he “robado” una foto, todas son posados que ella me pedía expresamente y yo la dejaba total libertad delante de la cámara para que se sacara lo mejor de su personalidad.
ELINA-7 De perfil su mirada se dirige al próximo coche que se divisa en la lejanía. Para conseguir que los vehículos disminuyan la velocidad suele levantar las piernas hacia adelante. Algunos coches se paran y bajan la ventanilla.
ELINA-6 Sentada en el asfalto le pregunto cómo vino a España. Ella es tan hermética como una losa, pero las fotos la están ablandando y me contesta que tuvo que caminar desde Nigeria atravesando desiertos hasta Ceuta y allí embarcarse en una patera.
ELINA-5 En plena labor fotográfica estuvimos a punto de ser atropellados por un coche. En el desconcierto y con un susto morrocotudo disparé esta foto. Esta vez el ángel de la guarda hizo horas extra y podemos vivir para contarlo.
ELINA-4 Con un bocadillo envuelto en papel de plata Elina espera que vayan llegando los coches para pararles y ofrecer sus servicios a los conductores. Sus precios son 15 euros por una felación, 30 euros por hacer el amor, y 150 euros si tiene que desplazarse a la casa del cliente. Todo el dinero que gana se lo tiene que entregar a su jefe. Con lo que está obligada a mendigar para comer y pide monedas a los vecinos que pasean el perro a esas horas de la noche, o a los que se sientan en los bancos del parque y a los barrenderos.
ELINA-3 Las subsaharianas se embadurnan la cara de blanco con un potingue que les quema la piel y que provoca cáncer para atraer al hombre occidental. Elina, igual que sus compañeras, no es una excepción y se maquilla así para conseguir clientes. Cuando acabe la noche, en el mismo parque se limpiará la cara con un pañuelo de papel y aprovecho la oportunidad para preguntar por qué lo hace. Me responde que cumple órdenes de su jefe, un mafioso nigeriano. Ella no puede desobedecer, por que a la mínima le dan una paliza.
ELINA-2 Antes de bajar al parque y de vestirse y maquillarse para ejercer la prostitución Elina posa para que la retrate tal cual es. De padre nigeriano y madre árabe es la belleza exótica más interesante que he visto en mi vida. De hecho la saqué miles de fotos y es la persona que más he fotografiado. Como tantas otras fue engañada por la mafia con la promesa de ser portada de revista y se vio obligada a vender su cuerpo. Conmigo cumplió su sueño y se sintió modelo.
ELINA-1 Primer plano. Con el rostro desnudo sin maquillaje se descubre la niña que es. Con cicatrices en la cara, los moratones evidencian un presente tormentoso.
ELINA HA SIDO VENDIDA POR 45000 EUROS Esta niña fue vendida por la mafia nigeriana de prostitución a un hombre blanco dueño de un local de alterne. Este hecho sucedió en el Parque del Oeste de Madrid, a escasos 500 metros de la Presidencia del Gobierno español. Todas las noches mujeres subsaharianas alquilan sus cuerpos y son compradas por hombres sin escrúpulos en el mismo parque. Hay muchas elinas todavía y está en nuestra mano evitarlo.